Actualización sobre ELW y lecturas veraniegas

Ha pasado un mes y pico desde mi última publicación en este blog, y es que julio y agosto están siendo un caos total. No os penséis que he estado de vacaciones, ojalá hubiera sido así. Durante los meses veraniegos suelo aprovechar para trabajar, son fechas en las que los teléfonos de la oficina dejan de sonar, mis compañeros se van a llenar las playas, y al fresquete del aire acondicionado puedo avanzar con mis proyectos en paz y armonía. Jornada intensiva, salir prontito para disfrutar de toda la tarde y del buen tiempo (sí, a veces tenemos más de dos días seguidos de sol en el norte), y tener más horas para poder escribir es un plan genial.

Pero, siempre hay un pero, he estado tan atareada que no he tenido tiempo de informaros sobre los progresos.

ELW 1: Mi primera novela

La última vez que os hablé de ELW se encontraba en la fase final de corrección. Esa etapa la terminé en julio y desde entonces me he dedicado en cuerpo y alma: a revisarlo todo de nuevo (soy la chica de las 50.000 revisiones), maquetarlo en condiciones, pasárselo a mi lectora beta para un último vistazo, y registrarlo. Un proceso, por cierto, bastante engorroso. He tenido bastantes problemas a la hora de registrar el seudónimo con el maldito PDF/formulario. Pero bueno, no os voy a aburrir con ese tema porque ya está resuelto. Y sí, la obra ya está registrada y lista para lanzarse a la aventura.

¡Tengo muchísimas ganas de empezar a contaros cositas más concretas!

ELW 2 y la visita al pueblo

marienburg-blackwhite

Marienburg

Como ya os comenté en una entrada anterior, la segunda parte de la novela ¡va viento en popa! Y una vez más, creo que se me va a ir de las manos. Cuando empecé a escribir la primera parte tenía un esquema claro que acabó convirtiéndose en dos libros y esta vez me está pasando algo parecido. Lo que se suponía que iba a ser la segunda parte, va camino de convertirse en la tercera. ¡Si es que no tengo remedio! Estos personajes tienen tanto que contar…

Y con ELW2 están también relacionadas mis vacaciones, ¡que llegarán a finales de septiembre! Y es que esta segunda parte está ambientada en Alemania, y como medio germana que soy, este año me voy al pueblo a visitar a la familia y a empaparme como Dios manda de la cultura y las tradiciones (Léase tradiciones como: Einbecker, Bratwurst y humor alemán). Estoy entusiasmada con el viaje y encantada de poder situar la novela en el área de Hannover, una zona que hace años me hizo caer rendida ante su belleza, gente e historia.

¿Conocéis el norte de Alemania? ¿Marienburg, el precioso castillo de Ernesto de Hannover? ¿El Harz y el bosque Teutónico? ¿Hamelín y la historia del flautista? ¿Wolfsburg y la fábrica de Volkswagen? ¿La música de Scorpions? Pues todo eso y más es lo que me espera en Baja Sajonia. ¡Como para no inspirarme!

Lecturas veraniegas y ser un poco rarita

Estoy aprovechando el tiempo “libre” para sumergirme en la lectura, una de mis terapias favoritas para potenciar la escritura.

Después de enamorarme completamente de la portada, he tenido el gusto de leer “Cruzando los límites” de María Martínez. Un libro que me ha encantado, no solo por la historia y la pluma de su autora, los personajes son geniales y Caleb… En fin… Hacía tiempo que no conectaba tanto un protagonista masculino (Menudo tablero de Pinterest, ¿eh?). En algunos momentos la historia me ha provocado cierta sonrisilla tontorrona, de esas que brotan cuando recuerdas los primeros amores, e incluso, se me ha escapado alguna carcajada con los secundarios. Lo bueno de leer esta primera entrega es que ya hay publicada una segunda, “Rompiendo las reglas”, con la que me pondré en breves, y ¡tachán!… La autora ha anunciado una tercera. ¡Me encantan este tipo de noticias!

También han pasado por mis manos “Héroe” de Samantha Young y “Dinner with a Vampire (The Dark Heroine 1)” de Abigail Gibbs, el primero sin pena ni gloria, y el segundo era una relectura. Me obligo a mí misma a leer uno de cada cuatro libros en inglés, no está de más practicar el idioma y ayuda haberlo leído con anterioridad.

Durante mis lecturas estivales, me he dado cuenta de un detalle peculiar: Siempre me fijo en la primera palabra de un libro y si realmente me ha gustado, cuando lo termino la recuerdo. ¿Os pasa algo así o soy yo la rarita? Tengo algunas reglas, por ejemplo, no tengo en cuenta los artículos y etc. y es curioso lo significativa que puede ser una palabra/lugar/nombre en algunos casos.

  • ELW1 : Pub, sin duda el lugar más importante en toda la historia.
  • Dinner with a Vampire (The Dark Heroine 1): Trafalgar Square. No os voy a spoilear.
  • 33 razones para volver a verte: Mike. ¿Teníais alguna duda al respecto?

Pues nada, espero poder contaros más cositas sobre ELW1 dentro de poco y sobre el proceso creativo de ELW2.

¡Empieza la cuenta atrás para las vacaciones! 😀

Menú